Alimentación saludable ( Educación Primaria)

25.11.2013 09:50
  1. Introducción

 

La finalidad del programa “Alimentación saludable” es fomentar la sensibilización del alumnado sobre la importancia de la alimentación y del ejercicio físico para su salud puesto que tanto una alimentación equilibrada como la actividad física son los elementos que más contribuyen a un estilo de vida sano.

 

  1. Objetivos

 

  • Sensibilizar al alumnado sobre la importancia de una alimentación equilibrada y la relación entre ésta y el estado de salud.
  • Promover la adquisición de conocimientos significativos, que permitan la participación del alumnado en la confección de dietas que sean cuantitativa y cualitativamente más equilibradas.
  • Favorecer la adquisición de hábitos y habilidades que permitan la autonomía del alumnado de Educación Primaria a la hora de comer.
  • Dotar a niños y niñas de conocimientos que les permitan analizar las ventajas e inconvenientes que conlleva la alimentación que realizan, relacionándola con el desarrollo sano.
  • Colaborar en la educación del gusto y favorecer el desarrollo de capacidades de paladear la comida.
  • Informar a las familias así como potenciar su colaboración, creando conciencia del concepto de calidad en la selección de los productos alimenticios y actitudes sensatas de consumo.
  • Promover un peso adecuado durante la etapa infantil.
    • Sensibilizar sobre los riesgos del marketing comercial en la venta de alimentos infantiles.
  • Dar a conocer los beneficios de la Dieta Mediterránea, como dieta saludable realizada por nuestros antepasados.
  • Potenciar el conocimiento y análisis sobre el reparto de la riqueza y los problemas de malnutrición tanto en el entorno cercano como en ámbitos más amplios.

 

El objetivo último que se persigue es un cambio de las actitudes del grupo, que repercutan en el ámbito familiar y social.

 

  1. Desarrollo del Programa

 

El programa se basa en la introducción de contenidos de alimentación en el Proyecto Curricular del Centro Educativo y en la dinámica general del trabajo en el aula. A través una metodología participativa, se le otorgará al alumnado un papel protagonista en su proceso de aprendizaje, enfatizando los aspectos positivos de mantener un estilo de vida saludable. En base a lo expuesto anteriormente, para seleccionar los contenidos y los objetivos específicos, se tendrá muy en cuenta los intereses, ideas previas y motivaciones del alumnado y sus familias ya que son especialmente importantes por el hecho de ser agentes transmisores fundamentales de las conductas y estilos de vida de sus hijos e hijas y se partirá de problemas reales (bajo consumo de frutas y verduras, desayuno insuficiente, consumo masivo de bollería industrial... ).  Una característica del programa es que se destacarán contenidos y aspectos positivos, es decir, se pondrá énfasis en las ventajas de los comportamientos saludables en vez de mostrar los inconvenientes de las conductas no saludables.

 

Coordinadora Mª del Carmen Cinta.