PEDICULOSIS (PIOJOS). INFORMACIÓN SOBRE MEDIDAS Y CUIDADOS.

14.10.2016 12:00

Estimadas Familias:
Mediante la presente se informa que están proliferando los casos de alumnado con piojos dentro de nuestro entorno escolar.
Los piojos, así como las liendres, son considerados uno de los problemas más preocupantes que pueden afectar a la cabeza, y por tanto al bienestar, de nuestros hijos e hijas.

Para evitar una infestación, brote o epidemia de piojos en los colegios, es necesario que los padres y madres de los alumnos/as también se impliquen en ello. Para eso, es aconsejable que se adopten algunas medidas y cuidados para prevenir la pediculosis entre los escolares.

Debe quedar claro que la pediculosis no está relacionada directamente con una mala higiene por lo que no debe constituir motivo de vergüenza para las personas afectadas o sus progenitores. Su padecimiento es algo común.

Ponemos en común algunas medidas preventivas de carácter general ante esta situación, orientadas a romper la cadena de contagio, recordando que con una revisión periódica se controla el origen mientras que con otras medidas complementarias se ayudará a poner trabas a la transmisión.

Básicamente se pueden resumir en las siguientes:
— Dado que es inevitable que los niños/as, por su comportamiento, establezcan un contacto estrecho entre sus cabezas, al menos debemos educar para evitar que intercambien prendas u objetos personales que se usen en la cabeza y que constituyen objetos de riesgo.
 — En el ámbito familiar promover el uso de peines u otros objetos de aseo o adorno de uso individual, que no se compartan entre los miembros de la familia, especialmente entre hermanos de las edades de riesgo.
— Mantener una buena higiene personal del cabello, manteniéndolo limpio, peinado y desenredado, no previene pero ayuda a aumentar la mortalidad de los piojos y puede ayudar a que no proliferen en infestaciones leves al comienzo de la parasitación.
— Llevar el pelo recogido aunque no impide el contagio puede disminuir la probabilidad de los contactos con los cabellos de otros niños.
— No deben utilizarse lociones ni champús pediculicidas con carácter preventivo. Debe tenerse en cuenta que en definitiva se trata de productos con una cierta toxicidad que no deben usarse de forma rutinaria. Además, el mal uso de los insecticidas puede tener otras consecuencias negativas como por ejemplo el hecho de que los piojos se vuelvan resistentes a tales sustancias.

Esperamos que con la colaboración entre toda la familia educativa podamos erradicar la proliferación de esta situación.

Atentamente, La Dirección.